.

Publicación de realidades cotidianas sin fronteras

martes, 28 de agosto de 2018

EL SUEÑO DE MARTIN LUTHER KING.


El  escenario habla por sí mismo, fue en Washington, DC delante del monumento a Abraham Lincoln, el granjero que llegó a presidente, que ganó la guerra civil que unió a su país y liberó a los esclavos.

Allí durante una histórica manifestación de más de 200,000 en pro de los derechos civiles para los negros en los Estados Unidos, pronunció su memorable discurso el pastor estadounidense de la Iglesia bautista Martin Luther King, era agosto, 28 de 1963. Luther King estuvo siempre al frente del Movimiento por los derechos civiles para los afroamericanos y participó como activista en numerosas protestas contra la Guerra del Vietnam y la pobreza en general. El simbólico discurso inmortalizó una frase de quien fuera uno de los mayores íconos de la lucha contra la discriminación racial en Estados Unidos. YO TENGO UN SUEÑO.

¡Que repique la libertad desde la cúspide de los montes prodigiosos de Nueva Hampshire! ¡Que repique la libertad desde las poderosas montañas de Nueva York! ¡Que repique la libertad desde las alturas de las Alleghenies de Pensilvania! ¡Que repique la libertad desde las Rocosas cubiertas de nieve en Colorado! ¡Que repique la libertad desde las sinuosas pendientes de California! Pero no sólo eso: ! ¡Que repique la libertad desde la Montaña de Piedra de Georgia! ¡Que repique la libertad desde la Montaña Lookout de Tennesse! ¡Que repique la libertad desde cada pequeña colina y montaña de Misisipí! “Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando”

Por esa actividad encaminada a terminar con el Apartheid estadounidense y la discriminación racial a través de medios no violentos, se le concedió a título póstumo la Medalla Presidencial de la Libertad por Jimmy Carter en 1977, la Medalla de oro del congreso de los Estados Unidos en 2004, pero en 1964, había sido condecorado con el Premio Nobel de la Paz.

A los cinco años de este discurso, es asesinado Martín Luther King, por un segregacionista blanco en Memphis (Tennessee), su vida se apagó con el impacto de una bala, pero su figura continúa vigente en la sociedad estadounidense y mundial.

En su poema musicalizado CITA CON ÁNGELES, el trovador Silvio Rodríguez recoge el fatídico instante: DEJANDO UN SURCO LUMINOSO POR SOBRE MEMPHIS, TENNESSEE, PASÓ VOLANDO PRESUROSO UN SER ALADO EN FRENESÍ. IBA VISTIÉNDOSE DE LUTO, IBA LLORANDO EL QUERUBÍN E IBA CONTANDO LOS MINUTOS DE DIOS Y MARTIN LUTHER KING;- escudo de las personas que luchan contra el racismo y la discriminación social.




miércoles, 22 de agosto de 2018

CUANTOS SAMURAI EN LAS CALLES DE MANZANILLO?


En otras ocasiones hemos tratado esta problemática y retomamos el tema por la importancia y repercusión que en la vida de los individuos tiene, es el relacionado con el Uso, mejor dicho mal uso que hacemos los manzanilleros (QUE ES DONDE LO HE APRECIADO) y más frecuente en las manzanilleras por supuesto, del PARAGUAS o como comúnmente la llamamos la SOMBRILLA.

¿Es para alguien desconocido o duda de lo beneficioso que resulta para las personas usar la sombrilla bajo el radiante y no muy benevolente sol en esta Isla tropical? Seguramente que No.

Pero!... y es el centro de nuestro comentario; aparejado a las bondades de protección que ofrece la sombrilla a nuestra salud está el inadecuado uso que hacemos de ella ya sea al portarla, o cuando la llevamos abierta sobre nuestras cabezas.

Amable lector, si es de los que sale a las calles a realizar sus actividades cotidianas de trabajo, estudio o sencillamente a pasear o gestionar necesidades, debe ir con el cuidado de no colisionar o de que lo colisione una señora o una muchacha que va con su sombrilla debajo del brazo como si llevara un arma, muy parecido a un sable o espada de samurái…Y si usted le llama la atención al respecto, de manera educada Claro!, Lo que menos recibe es un Gracias, o disculpe,! porque lo normal es que le arrojen una mirada despectiva o fulminante que le dejan petrificado.

Y si le ha tocado abordar un ómnibus DIANA…Ahí sí el sentido de la protección tiene que activarse para evitar que el ARTEFACTO peligroso en que se convierte la sombrilla haga que su cuerpo sea el blanco.

Créame! No exagero, es la realidad y aunque quizás parezca risible, les confieso que hemos navegado, perdón, caminado por las calles de la ciudad con suerte, porque según información del Departamento de Urgencias del Hospital Provincial Celia Sánchez Manduley de Manzanillo Cuba, no se tienen registrados casos de personas que hayan acudido por sufrir traumas provocados por sombrillas.

No obstante, el llamado de atención en nuestro comentario está orientado a la cultura y la educación que tenemos la obligación de adquirir los manzanilleros y APLAUSOS a los que no se sientan aludidos.

Tenemos que usar las tan imprescindibles sombrillas como nuestra propia indumentaria, ya que dicen mucho, para bien o para mal de quien la lleva. Nosotros apostamos por el BIEN.

DONDE GERMINA LA SEMILLA DE LA HISTORIA PATRIA!


Hay simbolismos que hacen más fértil la tierra donde germina la semilla de la historia patria!
Mi comentario de hoy, es un ejemplo de ello, nació en Manzanillo, el 16 de agosto de 1925, y he ahí la coincidencia feliz: precisamente el día que quedó constituido el Primer Partido Comunista de Cuba por Carlos Baliño y Julio Antonio Mella.
Triste había sido su partida hacia tierras de la lejana Europa, pero respondía a la única alternativa que el momento exigía, pues encarcelado su padre por labores revolucionarias, una organización internacional de ayuda a luchadores por la justicia social propuso a los camaradas cubanos enviar a la Unión Soviética a los hijos de los familiares más necesitados. La madre decidió enviarlo en 1930. Desde las barandas de cubierta, el niño se llevaría la imagen que de su Patria conservó por el resto de sus días. Hacemos referencia al manzanillero Enrique Vilas Figueredo. Más tarde el resto de sus hermanos partieron también a la Patria de Lenin
El idioma, el clima, la costumbre del país eslavo fueron pruebas durísimas. Pero una de las personas que hicieron lo imposible por hacerle la vida más llevadera a Enrique fue una italiana llamada Tina, entonces a cargo de la sección latinoamericana de la Organización Internacional de Ayuda a los Revolucionarios.
Y como puede apreciarse, está nuevamente la señal coincidente cuando de ideas progresistas se trata, Tina adoraba a los cubanos, y tanto, que el gran amor de su vida era un nativo de la isla caribeña a quien todos llamaban Julio Antonio y que había muerto en sus brazos, asesinado en México pocos años antes. El cubanito Enrique la agradó a la italiana que quizás vio en él al hijo que no pudo tener con amor eterno, también cubano.
Pero hay más, simbolismo histórico, cuando Enrique arribó a la capital soviética, se encontraba allí otro héroe de nuestro pueblo: Rubén Martínez Villena, quien, agobiado por la precariedad de su salud, había conseguido que le permitieran salir del sanatorio y trabajar en las oficinas de la Internacional Comunista en Moscú. Una de las primeras actividades de Villena en Moscú fue ocuparse del niño Enrique Vilar.
Sería inacabable la historia imposible atrapar en unos cuantos renglones, pero sí estremecedora porque Enrique Vilar no pudo regresar a Cuba este joven de extraordinaria madurez revolucionaria, murió para depositar, en el alma del pueblo cubano, una semilla de espíritu patriótico, solidario, independentista, antifascista e internacionalista; de amor hacia un país del cual varias generaciones guardan imborrables recuerdos al tiempo que admiran su historia y su cultura.
No imaginaron jamás sus padres: César Vilar, uno de los dirigentes comunistas de la ciudad de Manzanillo y Caridad Figueredo, que el pequeño y paliducho Enrique que podía aparentar enfermizo, pasara a ser, un virtuoso del sacrificio, la entrega y el coraje ilimitados que tuvo la sensatez política, de alistarse siendo casi un niño y de manera voluntaria en el Ejército Rojo.
Recientemente, los manzanilleros celebramos el natalicio 93 de Enrique Vilar Figueredo, paradigma de la vanguardia que debe militar las filas de un Partido Comunista que celebra también igual aniversario de creado.
En la Plaza de La Victoria, de la capital de Belarús, se conmemora cada año, con ofrendas florares en el Fuego Eterno al Soldado Desconocido, la caída del combatiente internacionalista cubano.







MUCHO MÁS QUE SONIDO PARA VER.


Quienes lo vivieron, a los que le contaron, o los que lo aprecian en imágenes, remitirse a los orígenes de la radio es recordad la estampa de personas, con las orejas pegadas a un aparato que difundía sonido, música e información…
Desde entonces, ya han transcurrido en Cuba 96 años ..y seguimos así: pegaditos a la radio, medio de difusión por excelencia, no solo por ser de los primeros en aparecer, si no y en eso reside su impacto: porque es el más inmediato,  de alcance insospechado y porque trasmite mayor color, sensualidad e imagen, que la televisión porque las CREA en las mentes de la audiencia.
Hablar de la radio en su aniversario 96 este 22 de agosto, suscita necesariamente mencionar nombres, precisamente es ese el desafío al que no se expone esta reportera, primero porque son muchísimos y segundo, que se presupone del primero, lógicamente, porque caería en el desliz de no poder atraparlos a todos.
Mencionemos solamente al camagüeyano Luis  Casas Romero, el fundador, que quizás no imaginó que su aventura fundacional de comunicación, contribuiría a sumar un símbolo identitario a la cultura cubana.

Los cubanos aman la radio, respetan y admiran a sus realizadores, los sienten como parte de su propia familia y hasta pueden identificar el estado emocional de cada quien, con solo escucharlo.
El pueblo, para quienes trabajamos, es el máximo juez y evaluador de los que hacemos radio, para él nuestro  derroche de amor y dedicación ilimitados.
Cuidémonos y cuidemos la radio y a su oyentes, porque aún cuando hacemos uso de tecnología de punta para atravesar el éter, somos visualizados cada día porque la RADIO ES MUCHO MÁS QUE SONIDO PARA VER.